¿En qué momento contratar un head hunter o agencia de reclutamiento?

Hoy en día la búsqueda de talento es una de las principales labores en una compañía, ya que el éxito de esta depende en gran medida del talento y habilidades de sus colaboradores.

Una contratación fallida puede llegar a costar a las empresas mexicanas hasta dos veces el salario anual de los ejecutivos, más los costos derivados por indemnización; y repercute directamente en la imagen de la compañía en el mercado y en el clima laboral (Fuente Forbes).

Atraer talento es una actividad que hoy en día ha ido evolucionando, la tecnología ha sido un pilar de mucho valor pues nos ha llevado a procesos remotos que acortan distancias, reducen tiempos y brindan seguridad en un entorno donde salir de casa y estar en lugares concurridos no es recomendable. Con la llegada del Covid-19 las empresas que no llevaban a cabo esta metodología de reclutamiento se han visto en la necesidad de implementarla, y finalmente es una tarea donde lo más importante es asegurar que la posición y el candidato empaten perfectamente.

“Hay ciertos momentos en que una compañía se hace esta pregunta, ¿será momento de contratar un head hunter o agencia de reclutamiento?”

Existen diversos motivos para contratar los servicios de una agencia especializada, y estos son los que nuestros clientes nos refieren principalmente:

  • Grandes cargas de trabajo. Si bien las compañías cuentan con equipos robustos de atracción de talento, existen periodos o proyectos que incrementan la búsqueda de candidatos, lo que lleva al área de reclutamiento a alzar la mano y solicitar apoyo para asegurar que las posiciones se cubran en tiempo y con la calidad deseada.
  • Complejidad de la vacante. En ocasiones el puesto es tan especializado que es necesario tener filtros más precisos para asegurar que el participante cumple con el perfil, o bien la búsqueda requiere del expertise de un reclutador para cazar el talento, pues en ocasiones es necesario generar en el candidato esa curiosidad por conocer más de la empresa y la vacante y así motivarlo a salir de su zona de confort.
  • Proyectos nuevos. De acuerdo con el giro de las organizaciones o gracias al éxito en un nuevo proyecto, algunas empresas manejan contrataciones de personal por periodos específicos; lo cual ha permitido que las agencias de reclutamiento o head hunters se vuelvan unos maestros para entregar candidatos de un perfil tipo en tiempos récord.
  • En ocasiones al ser un nuevo proyecto no hay conocimiento previo en la empresa o el equipo de reclutamiento viene de trabajar con ciertos perfiles tradicionales por lo que incursionar en un nuevo terreno requiere solicitar apoyo de una empresa que esté familiarizada con las posiciones en tendencia del mercado.
  • Hay procesos que deben llevarse fuera de la empresa, en algunas ocasiones la posición no es de nueva creación sino un reemplazo y muchas empresas deciden avanzar con un tercero para evitar controversias dentro y afectar el clima organizacional.
  • Cambios en la cultura/Consultoría. Ser una empresa innovadora no es nada sencillo, y se cree que solo algunas áreas como ventas o mercadotecnia pueden serlo, pero realmente para realizar un cambio en la cultura es necesario irnos a la raíz. Muchas organizaciones apuestan por llevar el reclutamiento con un tercero para dar un giro 360°, tener una visión externa del negocio, y aprovecharlo como un servicio de consultoría, regularmente un head hunter no solo se enfoca en los perfiles de tu industria, sino tiene un panorama mas amplio y puede darte una recomendación de las tendencias que percibe del mercado.

«Lo más importante de contratar los servicios de una agencia de reclutamiento es asegurarte que sea una empresa que comulgue con los mismos valores de tu organización, finalmente será una extensión de tu compañía

Por lo cual siempre vale la pena tomar en cuenta estos puntos:

  • ¿Quiénes son los clientes de esta agencia? No está de más la referencia de un cliente activo para estar convencidos que el servicio que brindan es de calidad. Revisar el portafolio de clientes es un marco de referencia de su especialización y nos ayuda a generar confianza en dicha agencia.
  • Red de contactos. Si bien las empresas de renombre o con más años en el mercado tienen una red más amplia de contactos y presencia en ciertos foros, lo más importante es conocer si su red está en sintonía con lo que nosotros buscamos, pensemos en esta frase: De nada sirve ir a explorar el océano entero si lo que buscamos está en una costa pequeña.
  • Trato hacia los candidatos. Un punto para considerar es la cercanía con los candidatos, en muchas ocasiones solo se selecciona a uno de los postulantes, pero ¿qué pasa a largo plazo cuando un candidato tiene una mala experiencia en su proceso de reclutamiento? No solo está en juego la reputación del reclutador, también la de la compañía a la que se postuló. Para una organización en crecimiento lo mejor es tener personal talentoso que desee en un futuro postularse de nueva cuenta a cualquiera de sus vacantes.
  • Trato hacia el cliente. Estás dejando en manos de un tercero el reclutamiento, por lo esperas que los tiempos se cumplan, se mantenga una buena comunicación y te brinde la información oportuna para tomar las decisiones de manera correcta. Sin lugar a duda y de acuerdo con las experiencias de la mayoría de las figuras de recursos humanos que contratan una agencia, nadie espera ser uno mas de un listado de clientes, todos prefieren un trato personalizado o boutique, un aliado que tenga experiencia y el tiempo necesario para darte la atención cuando tú lo requieras.
  • Relación costo-beneficio. Muchos de mis clientes comentan que por mucho tiempo pagaron grandes cantidades del presupuesto, en el entendido que su agencia les proveería del mejor talento, y al paso del tiempo se dieron cuenta que los candidatos no habían sido filtrados correctamente y solo habían gastado dinero en lugar de invertirlo en la búsqueda de talento, lo cual nos deja ver que no siempre lo más caro es lo más valioso. En este punto la validación de referencias, entrega de reportes, o una evaluación de competencias son pruebas certeras de la calidad de los candidatos entregados y haces valer cada peso de tu inversión.

 

Finalmente tomar la decisión de llevar el reclutamiento interno o tercerizarlo también depende de otros factores como el presupuesto o experiencias previas con otros head hunters, pero un líder siempre debe ser arriesgado y velar por el desarrollo y bienestar de su equipo. Tener un aliado de confianza hará que el barco salga a flote y los resultados mejoren.

 

Carla Celedón

Business Developer en GRID PROFESSIONAL/SPECIALIZED

LinkedIn: Carla Celedón

 

 

 

 

 

 

icon-close

grid professional

Montecito 38, Piso 26, Oficina 5

Col. Nápoles, CDMX. C.P.03810

Tel. +52 55 4172 0660

 

contacto@gridprofessional.com